La alcachofa es una planta con múltiples beneficios: colerética, regenerativa, depurativa, así como hipocolesterolemiantes. Sus propiedades se concretan en:

  • Eliminación de líquidos.
  • Contribuye a mantener las funciones del hígado.
  • Facilita las digestiones pesadas.
  • Estimula la secreción biliar.
  • Ayuda a mantener niveles normales de lípidos sanguíneos.

Las propiedades se concretan para: trastornos hepatobiliares, estreñimiento, edema, hiperlipidemia e hipercolesterolemia, desintoxicante y coadyuvante en dietas de control de peso.

Beneficios de la Dieta de la Alcachofa

Hablemos un poco de la Alcachofa

Ya sabéis que además de ser una excepcional planta medicinal que nos ayuda en la pérdida de peso mediante la Dieta de la alcachofa, esta hortaliza tiene un gran valor gastronómico.

España es un gran productor de alcachofa junto con Italia y Francia. La variedad “blanca de Tudela”, propia de esta zona tiene la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Alcachofa de Tudela desde el 2000.

Original de África, el cultivo de la Cynara scolymus L. se inició en Navarra durante el dominio árabe.

De la alcachofa, también llamada alcaucil en algunas zonas de España e Hispanoamérica, se come el corazón, al que se llega después de quitar las hojas exteriores más duras. Crujiente y ligeramente amarga, se siembra a primeros de agosto y se recolecta a mano de octubre a diciembre y de febrero a junio. Para la plantación se emplean “zuecas” de un año del cultivar “Blanca de Tudela”.

La zueca es una porción del rizoma de la planta, con 2 ó 3 yemas aparentes y viables. La densidad de plantación será de entre 8.000 y 12.000 plantas por hectárea y el material de plantación debe proceder de productores inscritos en el Registro oficial de productores, comerciantes e importadores de semillas y plantas de viveros.

Se comercializa con tallos de 18 cm y de 10 cm, con pocas hojas y sin ellas. Los corazones enteros o en mitades se envasan en recipientes de vidrio sin acidulantes que conservan el producto fresco. En Navarra hay 32 municipios que cultivan la alcachofa de Tudela, entre ellos, la ciudad que le da nombre.

Dieta de la alcachofa

La dieta de la alcachofa es una dieta depurativa y detoxificante. Esta dieta estaría indicada para personas que deseen controlar su peso y ayudar a la depuración de toxinas y la detoxificación de líquidos del organismo.

La alcachofa, por su efecto diurético y digestivo, es una gran aliada en las dietas de control de peso. La dieta detoxificante tiene una duración aproximada de 30 días, entre los que se intercalan la toma de algunos complementos que ayudarían a lograr nuestro objetivo: 10 primeros días con ampollas de alcachofa y continuación de 20 días las cápsulas de alcachofa.

En estos complementos suman las propiedades de otras plantas como es el te verde, el hinojo, el mate, la uva… dentro de su composición, que mejorarían los efectos detoxificantes y depurativos de la alcachofa.

Durante este tiempo se recomienda seguir una dieta sana, variada y saludable, incluyendo todo tipo de alimentos. Además si se aúna con ejercicio, además de mejorar nuestra salud, ayudaría conseguir los resultados de una forma más rápida.

Fiesta sin Libras de Más

Ponerla en práctica correctamente

la dieta de la alcachofa no consiste precisamente en comer alcachofas a todas horas y de todas las formas posibles.
La dieta de la alcachofa es ni más ni menos que tomar un complemento de alcachofa y té verde acompañado de una dieta equilibrada como puede ser la dieta mediterránea moderadamente hipocalórica.

La razón de hacer la dieta tomando la alcachofa al mismo tiempo es que esta planta tiene propiedades depurativas; porque además, esta dieta de la alcachofa también es una dieta depurativa. Pues esta planta, sobre todo asociada con el hinojo, tiene la capacidad de eliminar toxinas de nuestro cuerpo; toxinas que los malos hábitos alimenticios acumulan en cantidades excesivas de manera que nuestro organismo por sí solo no es capaz de eliminar, de ahí la necesidad de recurrir a un a una planta depurativa y drenante como es la alcachofa.

La unión del té verde aporta capacidad de mover grasa almacenada, es decir, que la grasa que tenemos en exceso, y que nos provoca el sobrepeso debemos eliminarla para asegurarnos una pérdida de peso estable y sin efecto rebote.

Así tenemos una dieta saludable, equilibrada, depurativa y quemagrasa. Sin olviar beber suficiente agua y hacer ejercicio suave ¿qué mejor opción que acabar el día con un paseo que a la vez que nos elimina unas cuantas calorías contribuye a rebajar el nivel de estrés acumulado durante la jornada?

Errores que cometemos cuando queremos a bajar de peso

Cuando confirmamos que nuestro peso es excesivo y necesitamos eliminar ese sobrepeso, solemos ser muy impacientes en lograr nuestro objetivo, lo que nos lleva a que en la mayor parte de las ocasiones cometamos errores que no solo no serían aprobados por un nutricionista sino que a medio y largo plazo lo único que garantizan es mayor dificultad para la pérdida de peso y mayor riesgo de efecto rebote.

Para muchos de nosotros con la cercanía de cualquier fiesta o temporada vacacional, y el comprobar que “antes de” ya nos sobran otros 2 o 3 y que si lo sumamos son nada menos que 5 kilos; nos puede llevar a tomar decisiones precipitadas.

Vamos a ver, saltarse el desayuno, hacer menos comidas al día o seguir dietas disociadas no nos ayudará a bajar mejor ni más rápido.

Estos son los errores que más repetimos cuando queremos bajar de peso y que los nutricionista aconsejan precisamente no seguir:

  • Excluir el pan de nuestra dieta: el pan es un hidrato de carbono que tomado en cantidad justa no nos engordará, lo que sí no debemos hacer es mojarlo en la salsa pero como acompañamiento en raciones pequeñas no debemos prescindir.

Y esto se extiende a los demás hidratos de carbono: hay que tomarlos con moderación pero cualquier dieta equilibrada debe tener su aporte de estos nutrientes.

Saltarse el desayuno o hacerlo demasiado ligero. Después de las horas de ayuno nocturnas nuestro cuerpo y nuestra mente necesitan energía para desarrollar todas las actividades de la mañana. Además si no desayunamos llegaremos a la siguiente comida con demasiado apetito y tomaremos más alimentos de los adecuados.

  • Exceso de proteínas. En España el consumo de carne es de 160 gramos al día cuando lo recomendado es 50-60. El exceso de proteínas lleva a largo plazo  a padecer trastornos cardiovasculares  y huesos más frágiles.
  • Demasiada sal. La OMS recomienda 5 gramos de sal al día, pero en nuestro país, la media está en más 9 gramos por persona. El consumo de sal es el factor más importante en el aumento de la presión arterial y, por consiguiente, de las enfermedades cardiovasculares.

Lo recomendable sería  reducir al cocinar la cantidad de sal e incorporar especias o hierbas aromáticas a los platos para mejorar el sabor. También elegir productos frescos por tener menos sal que los elaborados.

  • Consumir más cantidad de productos integrales porque “adelgazan”.  Es cierto que los productos integrales son ricos en fibra y producen una mayor sensación de saciedad que otro tipo de alimentos, pero tienen las mismas calorías!

En general también mejoran la salud intestinal y por ello son más saludables, pero tiene su aporte calórico como cualquier hidrato de carbono. Por ello son una opción más recomendable a los azúcares refinados pero siempre consumirlos con moderación.

En definitiva, lo que verdaderamente adelgaza es cambiar malos hábitos por una dieta equilibrada con todas las ayudas a nuestro alcance (dieta, ejercicio, agua y plantas medicinales como la alcachofa), y más importante aún es mantener esos hábitos en el tiempo para mantener el sobrepeso a raya de manera definitiva.

Peso Ideal con la Alcachofa

Cuidado con el Azúcar en tu dieta

Hay que tener cuidado ya que el consumo elevado de azúcar favorece los depósitos de grasa y también puede modificar los lípidos sanguíneos con subidas de triglicéridos o colesterol.

Las bebidas azucaradas, la bollería, las galletas o los cereales del desayuno son productos especialmente abundantes en hidratos de carbono, sobre todo glucosa o fructosa. El abuso de estos alimentos no solo influye en los kilos por la gran cantidad de calorías que aportan sino que pueden afectar también a nuestra salud. Además de favorecer el aumento de lípidos, también influye para que se acumule más grasa alrededor de las vísceras incrementando la presión arterial. Todo esto aumenta el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular.

Siempre en el marco de una alimentación equilibrada conviene reducir la ingesta de azúcares simples incluidos por ejemplo en los dulces propios de la Semana Santa. Se puede sustituir ese aporte de “dulce” por fruta fresca y tiene muchos beneficios por las vitaminas, la fibra…y además con bajo nivel de calorías.

También si nos cuesta controlar el apetito por alimentos dulces podemos recurrir a plantas ricas en fibra que frenen la absorción de azúcares procedentes de la alimentación.  Es muy útil para estos casos la Fasolina, una planta medicinal también llamada judía blanca y que por su contenido en fibra ayuda a  disminuir la absorción de grasas y azúcares procedentes de la alimentación.

Y… ¿Puedo tomar Café durante la Dieta de Alcachofa?

El café es la bebida aromática más bebida del mudo. Se han escrito centenares de artículos y realizado muchos estudios paro la polémica continúa:  ¿es adecuado o no en una dieta equilibrada? ¿Es perjudicial para la salud? La respuesta a la que más científicos se apuntan es que tomado con moderación es bueno, pero en exceso es malo para la salud, como la mayoría de las cosas en la vida, vamos.

Puede ser consumido por personas sanas en cantidades de 2 o 3 tazas al día.

El grano del café tiene más de 1200 componentes químicos distintos: agua, vitaminas, minerales, ácidos orgánicos, alcaloides…

Con el tueste se pierden parte de todos estos componentes, por ello no tiene un interés nutritivo. Sí que se conservan el café ya tostado, magnesio, potasio, cromo o manganeso; también vitamina E o B3. Pero el más famosos de sus componentes es la cafeína. Es un compuesto que además de en el café se encuentra en otras muchas plantas medicinales como por ejemplo el té verde o el mate.

La cafeína estimula el sistema nervioso, aumenta la capacidad de hacer esfuerzos físicos, acelera el ritmo cardiaco o aumenta el estado de vigilia. Por ello se acepta que cantidades moderadas de café al día tonifican nuestro organismo, alivia la fatiga, retrasa el cansancio e incluso se dice que favorece la digestión o ayuda a eliminar toxinas (aunque para esto tenemos una aliada que eficacia demostrada como es la alcachofa).

Lo que sí deben tener en cuenta las personas de estómago delicado es que tomado con leche se torna indigesto al parecer por la precipitación de las proteínas de la leche.

Es aquí donde nos puede interesar desde el punto de vista de la dieta, en ocasiones un consumo elevado de café con leche produce malestar digestivo con hinchazón abdominal. Por lo que en personas que deseen adelgazar el reducir el consumo puede ayudar a sentirse más ligeras al evitar el vientre hinchado.

Y por último conviene recordar que interfiere en la absorción de hierro por lo que las personas con anemia ferropénica deben evitar tomar café después de las comidas.

Y no, no engorda si se toma solo, pero si se toma con leche y azúcar hay que tener en cuenta las calorías de la leche y el azúcar.

Dieta Depurativa con Alcachofa

Y por último, Picotea sin Remordimientos

El estrés diario, los cambios de estaciones, los cambios de horarios y muchas cosas más pueden tener consecuencias a la hora de seguir una dieta basada en cinco ingestas diarias. Si comemos a la misma hora de siempre pero la cena se retrasa alrededor de una hora, la tentación del picoteo puede aparecer. Para ello conviene tener a mano una lista con alternativas que supongan un escaso aporte de calorías en caso de no poder resistir. Así evitaremos lanzarnos a tomar un alimento más calórico y que además no nos saciará durante mucho tiempo.

Aquí os propongo unas cuantas alternativas de tentempiés saludables y con pocas calorías:

  • Una pieza de fruta como una manzana o la cantidad de fruta que equivalga a un puño. Esto es fácil, se puede tener a mano en el coche, en el bolso, en la oficina…
  • Unas tortas de arroz con queso fresco tipo Burgos.
  • Un yogur desnatado con una fruta pequeña picada encima.
  • Un par de cucharadas de encurtidos como pepinillos.
  • Una pulga de pan (20 gramos, una rebanada de un cm) con una o dos lonchas de pechuga de pollo u otro embutido cocido.
  • Un vaso de leche desnatada con 3 nueces o 4 almendras.

Para poder llevarlo a cabo debemos estar preparados, quiero decir hay que planearlo. Si estamos en casa procurar tener siempre alguno de los alimentos que hemos dicho. Si estamos en el trabajo lo que suele estar más a mano es la máquina de snacks o la bollería de la cafetería; mejor es llevar una fruta de casa o un yogur; si no podemos evitar la cafetería podemos pedir un vaso de leche desnatada o una tostadita con infusión.

Y por supuesto si cuesta mucho no picar y nos crea ansiedad podemos acudir a la fitoterapia. Existen plantas que calman la ansiedad asociada a la dieta de adelgazamiento. En al farmacia nos podrán dar más información sobre la mejor alternativa para cada uno.

Disfruta este video donde aprenderás más sobre la Alcachofa

Ayúdanos a difundir esta información a la mayor cantidad de personas. Solo tienes que hacer click en los botones de abajo para compartirlos en tus redes sociales. Muchas gracias por tu colaboración.

Comparte Dieta de la Alcachofa