Las Famosas y sus Dietas para Adelgazar

La dieta de la alcachofa es una de las dietas más populares en el mundo de las celebrities en España. Han sido numerosas las famosas que se han apuntado a esta dieta para conseguir su objetivo: depurar, detoxificar y controlar el peso.

Ya sabéis que la alcachofa nunca pasa de moda; es más, en estos tiempos post-navideños, la mayoría estamos intentando eliminar esos kilos que “sin darnos cuenta” cogimos en las pasadas fiestas. Y muchas veces para conseguir recuperar el peso perfecto (o acercarnos lo más posible a él) nos ayudamos con la dieta de la alcachofa.

Este complemento va muy bien para un tratamiento de choque de cara a luchar contra los kilos de más.
Además de la alcachofa hay otras plantas que potencian la acción de la alcachofa. El hinojo, también el mate y la uva. Cuatro componentes que están incluidos en las ampollas para que actúen conjuntamente en ograr nuestro objetivo.

Dietas para Adelgazar

Con ellas conseguimos:

  • potenciar la acción de pérdida de peso gracias a las bases xánticas del mate
  • efecto vientre plano por la actividad digestiva del hinojo capaz de eliminar la flatulencia y la hinchazón
  • aumentar el efecto drenante evitando la retención de líquidos gracias a los antocianósidos de la uva (vid roja)

Con todo esto sumado a la acción depurativa, diurética y de ligero efecto laxante, de la alcachofa; tenemos una gran ayuda como complemento en las dietas de control de peso.

La mayoría de las mujeres siempre estamos a dieta. Son muchas las situaciones que nos hacen coger kilos: pequeños excesos en vacaciones, cambios hormonales, el postparto…Y de esto no se libre ninguna, no hay más que ver a las famosas que de vez en cuando tienen también que eliminar esos kilos que han parecido repentinamente. Normalmente cualquier expertos nutricionista nos aconsejaría algún tipo de producto depurativo, detoxificante cuando iniciamos una dieta. Por ejemplo las ampollas de alcachofa, mate, uva e hinojo. Esta mezcla de plantas medicinales cumplen este papel perfectamente, asociados a una dieta equilibrada.

Nuestro cuerpo produce tal cantidad de toxinas que mataría a un animal pequeño en media hora. Sobre todo si  se comen alimentos ricos en grasa o alcohol, puesto que así el hígado y el riñón deben trabajar con una sobrecarga insoportable.

Cuando queremos perder los kilos que nos sobran, sentimos la tentación de hacer una dieta drenante-detoxificante, cayendo a veces en el error de realizar ayunos de una o varias semanas en las que se ingieren solo tés o batidos. Esto puede tener efectos secundarios.

Una dieta para detoxificar no debe dejar de ser una dieta equilibrada. Bien hecha ayuda; pero si hacemos una dieta depurativa llevada al extremo, a la vez que se retiran las sustancias dañinas, se eliminan nutrientes esenciales, siendo negativo para nuestra salud, y no ayudando nada a una bajada de peso estable.

Además si durante unos días solo se beben infusiones o toman frutas, se pierde mucho líquido pero realmente no se quema grasa. Además se activa la cetosis que genera un alto nivel de toxinas, con lo que solo conseguimos lo contrario de lo que buscamos.

Otra cosa es que después de unos días de excesos en fiestas o en pequeñas escapadas, como estos días festivos que se avecinan con la Semana Santa, compensemos comiendo más ligero, más limpio y manteniendo una buena ingesta de agua. Estas medidas unidas a un buen producto depurativo como la mezcla de alcachofa, mate y uva, contribuyen al control del peso favoreciendo además eliminar agua. Así podemos deshacernos de los kilos de más que nos traigamos de las vacaciones.

Además cuando viene el verano, y estamos ya en la estación cálida, esa de las vacaciones, el buen tiempo,… ¡y de la operación bikini! Porque no hay estación en la que nos preocupe más el adelgazar y los kilos de más.

Y aunque está bien el cuidarse es mejor hacerlo todo el año para no caer en prisas de última hora que no nos permitan lograr el objetivo y así no acabaremos decepcionadas por no alcanzar el peso ideal en tiempo récord. La presión que tenemos todos, pero sobre todo las mujeres por adelgazar, a veces nos hace cometer insensateces a través de dietas cuando menos desequilibradas o recurrir a soluciones drásticas como la cirugía.

No me gustaría estar en la piel de las mamás recientes que ven como sus primeras apariciones en público suponen un examen detalladísimo de cuanta grasa conservan tras el parto,  como es el caso de Shakira de la que se rumoreó que en el mismo momento de tener a su hijo se hizo ya algún retoque estético. Al parecer es ya una moda que hace furor en USA.

Desde luego que tener un peso acorde a nuestra constitución física es deseable, más que nada por un tema de salud, también, claro, por un tema estético; pero tampoco se trata de obsesionarse con los modelos que podemos ver en los medios de comunicación y que casi nunca son reales.

¿Os acordáis de la campaña de hace algún tiempo acerca de las mujeres reales? Creo que es en ese tipo de mujer en el que nos tenemos que fijar, mujeres con sus defectos pero que dentro de las posibilidades de cada una intentan conseguir lo mejor de sí mismas sin poner en peligro su salud.

Y para muestra nada mejor que pasar un rato contemplando esas revistas tan solicitadas que nos muestran los desperfectos de algunas famosas,  algunas sufren una especie de metamorfosis en un tiempo brevísimo pasando de estar rellenitas a delgadez extrema, otras en cambio van más despacio en el proceso de adelgazar y reconocen el esfuerzo a través de la realización de dietas equilibradas como la dieta de la alcachofa (de la cual incluso muchas son madrinas) y el entrenador personal (caso de Jennifer López), por último están las que se olvidan de los kilos que tienen embutiéndose en ropa dos tallas menos a la suya

Lo dicho, ¡adelgazar sí, pero con cabeza!