Previene la Retención de Líquidos con Alcachofa

Seguro que has oído hablar en alguna ocasión sobre este problema, pero… ¿qué es en realidad la retención de líquidos?

La retención de líquidos es la acumulación de fluidos en los tejidos del organismo, que se caracteriza generalmente por la hinchazón en piernas, manos, tobillos o incluso en el abdomen o el cuello, lo que provoca una sensación generalizada de pesadez y a veces aumento de peso.

Lo más habitual es que se presente en mujeres y esté causada por una circulación sanguínea deficiente, pasar mucho tiempo de pie, tener una hidratación insuficiente o estar relacionado con la menstruación o incluso con el embarazo. Aunque por lo general no tenga gravedad, sí puede ser un síntoma relacionado con algunas enfermedades cardiacas, renales o del aparato digestivo, por lo que se hace necesario un diagnóstico médico y no automedicarse.

Retención de Líquidos con Alcachofa

Remedios naturales para la retención de líquidos

Si sufres de retención de líquidos, pueden ayudarte una serie de remedios naturales y consejos dirigidos a mantener una alimentación y estilos de vida saludables:

  • Practica ejercicio de forma regular. Huye de tu peor enemigo: el sedentarismo. Caminar es un ejercicio muy beneficioso para mover las piernas y favorecer la circulación.
  • Mantén una adecuada hidratación. De forma general se aconseja beber litro y medio de agua al día para además ayudar a eliminar las toxinas del organismo.
  • Cuida tu nutrición. Lleva una dieta equilibrada rica en frutas y verduras.
  • Mucho cuidado con la sal. Puedes alegrar tus platos con hierbas aromáticas, vinagres, limón o ajo. Ten en cuenta que hay alimentos que contienen mucha sal como los alimentos en conserva, los embutidos y las comidas precocinadas.
  • Puedes incluir en tus menús alimentos con efectos diuréticos. Son buenas las berenjenas, el calabacín, el tomate, las alcachofas, el perejil y el plátano.
  • Recuerda que las plantas medicinales son buenas aliadas para ayudarte a adelgazar, para favorecer la circulación o con efecto drenante. De todas ellas, pueden ayudarte la vid roja, la alcachofa o el té verde.